Método integral

Anorexia
Bulimia
y otros trastornos
alimentarios.

Qué Ofrecemos

Un método integral para la asistencia de Anorexia, Bulimia y otros Trastornos Alimentarios.

El tratamiento inicial de los Trastornos en la Conducta Alimentaria en su etapa aguda debe ser: interdisciplinario, integral e integrado. Ofrecemos a continuación un esquema que sintetiza esta propuesta: Esquema1

El abordaje interdisciplinario de los trastornos en la conducta alimentaria

Los diversos TCA son expresiones de perturbaciones emocionales desplegadas en el ámbito alimentario. Se puede decir que estas personas han canalizado sus conflictos psíquicos en los alimentos y su forma de comerlos. Ejemplo típico es el comer compulsivo causado por ciertos cuadros de ansiedad, en los cuales la ingesta voraz pretende calmar la tensión emocional existente.

El gran incremento de estos trastornos en nuestro medio planteó la necesidad de ofrecer una respuesta terapéutica eficaz, así como de crear procedimientos de carácter preventivo destinados a la población adolescente temprana, a sus familias y a la sociedad en su conjunto.

Nuestras observaciones nos indican que los diversos enfoques asistenciales -nutricional, psiquiátrico o psicológico- aplicados por separado resultan insuficientes. Por ello se hace necesaria su articulación complementaria, armónica y simultánea.

En este proceder interdisciplinario, las diversas formas de psicoterapia -ajustadas a la indicación en cada paciente y en cada momento evolutivo- junto con los aportes procedentes de otras especialidades convocadas por la naturaleza multideterminada del mal que intentamos aliviar, asegura el no dejar brechas en su atención.

 

La Psicoterapia Individual Psicodinámica

Esta técnica de trabajo, aplicada lo antes posible -o desde el inicio mismo- se ocupa de aquéllos aspectos de la personalidad que subyacen a la sintomatología alimentaria. Es decir que no se focaliza el trabajo sobre los síntomas en sí mismos, sino que se privilegia la comprensión por parte del paciente del sentido más profundo que la enfermedad tiene y del "mensasje" que, sin palabras, su cuerpo expresa.

El profesional que la realiza no se ocupa de otros aspectos del tratamiento, pero se encuentra, al igual que los demás miembros del equipo interdisciplinario, en constante comunicación y puesta al día con ellos.

Estudio y Asesoramiento Nutricional

En estas patologías se observa una alteración del patrón alimentario normal, por lo cual el estudio y el tratamiento nutricional brindan los elementos que permiten conocer y corregir las variables bio-médicas y alimentarias perturbadas, así como los hábitos que la enfermedad alteró.

Según los síntomas presentes correspondan a Bulimia, Anorexia u otros trastornos alimentarios, los objetivos del tratamiento nutricional serán:

a) Determinación precisa de la pérdida y recuperación del peso normal para esa paciente.

b) Re-establecimiento de un patrón alimentario normal-

c) Tratamiento de las complicaciones físicas que puedan existir.

d) Remisión de los síntomas de descontrol alimentario y de las conductas purgativas eventuales

.

Complemento Psicofarmacológico

Aunque relativamente inespecífico, el tratamiento psicofarmacológico constituye, en general, un recurso de importancia en el abordaje terapéutico de muchos trastornos en la conducta alimentaria. Así es que, si bien por el momento poco puede esperarse de los psicofármacos en cuanto a su eficacia en el tratamiento de la anorexia nerviosa, no sucede lo mismo con la bulimia nerviosa y BED, en los cuales son un recurso sumamente útil, por lo menos en el plazo inmediato.

Trabajo Psicoeducacional

Es una tarea realizada individualmente con cada familia o en grupos que denominamos "multifamiliares" y que resulta de efectividad suficiente para contener las dificultades que la enfermedad suele generar en la relación entre la paciente y su familia.

De esta asistencia psicoeducacional se desprenden, con cierta frecuencia, dos indicaciones más específicas:

a) Psicoterapia Familiar: en ella la familia es abordada a modo de un grupo, del que se intentará conocer sus psicodinamismos y modos de interrelación, buscando detectar y resolver las reacciones y vínculos anormales entre sus miembros, pero sin atender a ninguno en especial.

b) Terapia Vincular: aborda las dificultades de mutua relación que puedan existir entre la paciente y un miembro especial de su grupo familiar.

Terapias Corporales y Terapias a través del Arte

El trabajo es planteado a partir del cuerpo y a través de él. Esta actividad consiste en sesiones semanales de una hora y media de duración, en las cuales la paciente revisa la historia de su imagen corporal, reflexiona acerca de cómo desarrollar actitudes de cuidado hacia su cuerpo e intenta lograr una mejor conexión con él.

Se busca así acceder directamente a la imagen corporal, es decir, a la imagen inconsciente que la paciente tiene de su cuerpo. Para ello se utilizan diferentes recursos, pudiendo citar entre estas prácticas a la expresión corporal, el dibujo, la pintura, la escritura, el trabajo artístico con diversos objetos, la música, etc. Los elementos involucrados, denominados "objetos mediadores", intervienen entre la paciente y la imagen inconsciente que ella tiene de su cuerpo. Por ejemplo, en el dibujo del "mapa corporal" se definen formas y fronteras, espacio interno y espacio externo, la silueta y sus deformaciones, las zonas que han cobrado extraordinaria importancia respecto de aquellas que la han perdido, etc. Otro ejemplo es el del trabajo con arcilla.

Terapia Cognitivo – Conductual

Esta forma de psicoterapia es preferida en el abordaje inicial de pacientes con intensa sintomatología y se articula muy estrechamente con el componente nutricional que se despliega en forma paralela. Basa su éxito, especialmente en las patologías de descontrol, en el hecho de que brinda prontamente un recurso eficaz contra los episodios frecuentes y sus compensaciones. Requiere, no obstante, de una suficiente adherencia y adecuación de la paciente a las indicaciones administradas.

Se pueden distinguir en ella tres etapas:

En la primera, el acento principal está puesto en establecer un control gradual cuali-cuantitativo sobre el comer y también sobre las emociones acompañantes.

En la segunda etapa, el tratamiento es de orden básicamente cognitivo, con el acento puesto en identificar y modificar los pensamientos, creencias, mitos y valoraciones distorsionadas asociadas al acto de comer y a la nutrición en general.

(Debemos destacar que las dos etapas hasta aquí expuestas marchan juntas)

En la tercera etapa, el foco está puesto en el mantenimiento del cambio logrado en la conducta alimentaria y el reconocimiento anticipado de situaciones de riesgo. El aprendizaje que permite evitar exponerse a esas situaciones tienen carácter central.

Todo este tratamiento, interdisciplinario e integrado, apunta al logro de un alivio sintomático lo más acelerado y efectivo posible, pero al mismo tiempo, pretende afianzar y profundizar la conciencia del carácter psíquico del trastorno que la paciente sufre. Se logra así, poco a poco, quitarle al ámbito de la comida un protagonismo que no les pertenece.

Av. Santa Fe 951, 6to. piso - Tels. 4327-2111/4393-0782 - Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Centro de prevención y recuperación temprana de ANOREXIA, BULIMIA y otros TRASTORNOS ALIMENTARIOS no especificados